• 20 de abril de 2024 06:12

La Universidad de Oviedo, junto al Gobierno de Asturias y Hunosa, impulsa laboratorios de vanguardia en antiguos pozos mineros

La Universidad de Oviedo, en colaboración con el Gobierno del Principado de Asturias y Hunosa, pondrá en marcha laboratorios de vanguardia en antiguos pozos mineros. Uno de los proyectos singulares, que busca posicionar Asturias en la investigación espacial internacional, será un estudio sobre la habitabilidad de la Luna que se desarrollará en el pozo Santiago, en Aller.

El consejero de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo, Borja Sánchez; el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, y el presidente de Hunosa, Enrique Fernández, han presentado esta semana algunos de los principales proyectos que se incluyen en un protocolo de colaboración a tres bandas, con el que se pretende pasar de la minería del carbón a la del conocimiento.

Estas son algunas de las propuestas enmarcadas en el protocolo de actuación conjunta, que prevé la instalación de laboratorios subterráneos y equipamientos científicos de altas prestaciones en Mieres y Aller:

En el Pozo Barredo y bocamina Mariana (Mieres) se plantea la instalación de una planta de producción e investigación de hidrógeno verde. Hunosa se compromete a realizar las labores de gestión y drenaje en la mina Mariana para el uso del agua en la producción de hidrógeno.

El proyecto para el Pozo San Jorge (Aller) contempla la instalación de un centro de proceso de datos en la sala de máquinas del pozo, que será la base de la ‘nube asturiana’. Se trata de contar con una instalación singular que ofrezca soluciones tecnológicas, garantice la ciberseguridad y posibilite trabajar con inteligencia artificial, big data o el internet de las cosas (IoT) a la Administración. Para esta iniciativa, la Agencia Sekuens cuenta con un presupuesto de tres millones vinculados al Fondo de Transición Justa (FTJ).

El Principado de Asturias plantea una actuación singular en el Pozo Santiago (Aller): un laboratorio subterráneo en las viejas galerías. El objetivo es abrir una línea de investigación disruptiva, relacionada con la industria espacial y centrada en la habitabilidad de la Luna, un ámbito en el que actualmente están despuntando proyectos en Estados Unidos y Europa.

El consejero de Ciencia, Borja Sánchez, ha explicado que se trata de un laboratorio de desarrollo y prueba de tecnología para habitar la Luna. El planteamiento es crear un equipamiento de altas prestaciones donde se pueda trabajar en condiciones especiales sobre nuevos materiales, impresión 3D, técnicas de fabricación, producción de energía, farmacología, etcétera.

Sánchez ha recordado que esta iniciativa se suma al objetivo de abrir en Asturias una línea vinculada a la investigación espacial. En este ámbito, también se trabaja en un programa de compra pública innovadora sobre nanosatélites para telecomunicaciones.

Fuera de la Montaña Central, en el polo de innovación AgroCarrio, en Laviana, se plantea la instalación de invernaderos bajo tierra y superficies para probar nuevas técnicas de cultivo en el Pozo Carrio (Laviana).

Redacción

Equipo de redacción de El Guaje Visuals Producciones Audiovisuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies